Artículos

Transcripción del Audio de Entrevista a Ministro de Comunicaciones de Paraguay

El Enlace de Medios dialoga con Augusto Dos Santos, Ministro de Comunicación de Paraguay

El 19 de octubre, el Enlace de Medios para la Democratización de la Comunicación sostuvo un diálogo, que fue transmitido en vivo sobre integración y comunicación, con Augusto Dos Santos, Ministro de la Secretaría de Información y Comunicación para el Desarrollo de Paraguay (SICOM). Aquí la transcripción de la conversación.

Sally Burch, ALAI: A fines de octubre, la UNASUR va a ser la sede de la Cumbre Iberoamericana bajo el tema detransformación del Estado y desarrollo, tenemos conocimiento que Paraguay tiene previsto plantear tres temas que tienen que ver con el libre tránsito para países sin litoral marítimo, la seguridad ciudadana y las migraciones, ¿qué alcances tienen estas propuestas para el gobierno paraguayo?

Augusto dos Santos (AdS): Efectivamente, no hay que olvidar que el gran tema de la Cumbre es la cuestión de la reforma del Estado y el desarrollo, pero cuando hablamos de reforma del Estado no estamos hablando de aquella reforma que fue una situación conmocionante en los noventa y que dio inicios a una serie de circunstancias que empeoró la situación del Estado en todo el continente. En este caso estamos hablando de una reflexión seria por parte de los países y mandatarios asistentes acerca de cuál es el Estado que pretendemos construir a partir de una actitud de revisar esas estructuras que en muchos casos se han debilitado bastante de cara al futuro.

Respondiendo puntualmente a la consulta que me realiza, efectivamente las preocupaciones de Paraguay es la situación de los migrantes; en ese sentido se plantea que los Estados miembros otorguen las garantías a los emigrantes en general para lograr la regularización de sus residencias, en primer lugar. Ustedes conocen la situación de ilegalización de los migrantes y en unos casos la criminalización del hecho migrante, saben ustedes que supone una serie de limitaciones y que piden acceder a un trabajo digno y fundamentalmente los confronta desde una antipática situación de la falta derechos con la indignidad, en algunos casos, en cuanto a su presencia en algún lugar del mundo.

Por otra parte, la cuestión del libre tránsito que es una convocatoria histórica que se hace que tiene relación con los procesos de integración. Muchas veces se ha hablado de cuanta fuerza han tenido en los procesos de integración el componente economicista y en qué medida ese componente humanitaria, humanista, la agenda de la integración de los pueblos ha quedado deprimida. Y por último, el tema de la seguridad ciudadana que es un problema, un flagelo en toda América Latina que tiene que ver con situaciones de pobreza, y que tiene que ver con la forma cómo miramos al Estado como proveedor de seguridad pública.

Pedro Rioseco, Prensa Latina: El próximo 25 de octubre, se someterá nuevamente a votación en la Asamblea de Naciones Unidas, por vigésimo año consecutivo, la propuesta de resolución de condena al bloqueo económico, comercial y financiero de Estados Unidos contra Cuba, y tres días después se celebrará la Cumbre Iberoamericana en Paraguay. Me imagino será el rechazo rotundo, será al menos como el año anterior donde al menos 187 países votaron a favor de la resolución y solamente Estados Unidos e Israel votaron en contra, pues seguramente la Cumbre Iberoamericana se pronunciará sobre esto y sobre una campaña mundial en la que Paraguay ha tenido una participación destacada por la liberación de cinco jóvenes cubanos que llevan 13 años presos en Estados Unidos por combatir el terrorismo, Me gustaría una reflexión suya sobre el particular.

AdS: Yo quisiera agregar a lo que señala que hace pocas semanas el presidente Fernando Lugo estuvo en las Naciones Unidas, pronunciándose en la Asamblea de esta Organización. Su discurso estuvo ubicado muy claramente en la dimensión que tu mencionas que tiene relación con este antipático, injusto e inaceptable bloqueo a Cuba, a su pueblo, a sus aspiraciones de desarrollo y a las posibilidades de integración de su economía. Evidentemente, ese es un punto que al estar presente en el discurso del Sr. Presidente Lugo, no tengo dudas de que podría formar parte del debate a partir de la presencia de los demás jefes de Estado. No puedo anticipar, por razones obvias, tales discursos, pero no tengo dudas que Paraguay, mi país, al menos sostiene en los foros internacionales una reivindicación absolutamente nítida de reiterar sobre este punto y como un botón de muestra fue la intervención de Paraguay en las Naciones Unidas, donde nuevamente se reclamó ese tema. Evidentemente, el caso del bloque a Cuba es una bandera que no se puede renunciar, porque renunciar a ella sería aceptar condiciones que se consideran generalmente injustas y atentatorias contra los derechos humanos en diferentes regiones del mundo y tendría también un área de exclusión en esa región del mundo lo cual es inaceptable. No tengo dudas que ese es el espíritu y la posición de Paraguay en relación a ese tema.

José Ignacio López, Radialistas: Usted ha sido siempre sensible a la comunicación y en particular a la comunicación comunitaria. Aquí en el Ecuador estamos en pleno debate de una nueva Ley de Comunicación donde las organizaciones sociales y de la sociedad civil planteamos claramente una distribución tripartita del espectro, 33 por ciento para el sector público, otro tanto para el sector privado y otro tanto para el sector comunitario, y también estamos muy alegres, muy inspirados con la nueva ley de Bolivia donde se hace esa distribución tripartita. ¿Hay algo semejante en el horizonte paraguayo en una nueva posible ley que haga una distribución equitativa de las frecuencias de radio y televisión?

AdS: En Paraguay, en el año 2008, se produce este cambio histórico y es el primer cambio en la historia de este país de un partido a otro partido político. Evidentemente tenemos que admitir que los procesos en Paraguay se han presentado con cierta demora en relación al promedio de otros países en materia de avances en la democratización, luego de un proceso casi sempiterno de transición establecido a partir de 1989 cuando cae el dictador Strossner pero continúa el Partido Colorado del dictador en el poder, hasta hace tres años; por lo cual no es por justificar, sino por ubicar el contexto. Todos los procesos son absolutamente novedosos. Imagínese estamos inaugurando por primera vez en la historia del Paraguay en este momento la primera televisión pública; hace dos años inauguramos la primera agencia informativa nacional. Estamos en proceso de inaugurar una comunicación que esté sustentada en lo público y en la ciudadanía. (Un homenaje de paso a ese libro precioso de la Radio Ciudadana de tu autoría).

Nosotros no tenemos, y lo digo con absoluta franqueza, una correlación de fuerzas que nos permita encarar en este momento con ciertas posibilidades de éxito un proyecto de esa naturaleza. Hay un clima de mucha intolerancia hacia procesos de radio comunitaria por parte no solamente de empresarios de la comunicación sino también de sectores que prácticamente dominan las mayorías parlamentarias. Entonces estamos desarrollando un trabajo de diálogo, de reconcienciación frente a este fenómeno y apoyando desde el Estado procesos de capacitación y de construcción y fortalecimiento de las experiencias, y con optimismo estamos observando cómo de la sociedad civil están emergiendo las iniciativas que tienen relación con revisar el paisaje de la propiedad de medios, el paisaje de la relación entre el Estado, los medios y la ciudadanía. Y finalmente resulta surgir del propio Estado, particularmente del poder Ejecutivo, iniciativas como la televisión pública que abren el juego a la participación de la ciudadanía, y que por primera vez en la historia dice, señores hay una forma de construir comunicación que va más allá de la empresa privada, que tiene que ver con la posibilidad de que la ciudadanía se plantee un espacio propio a través de lo público. Reitero, son procesos muy inaugurales que tienen la inmensa intolerancia. Respondiendo puntualmente a tu pregunta, te contesto que todavía no hemos logrado inaugurar con la fuerza que quisiéramos un proceso de esa categoría, de esa dimensión, pero las esperanzas sobran al respecto.

Oscar Pérez, Voces Digital, El Salvador - En nuestra región Centroamérica, desde diciembre de 1991, fue creado por los estados el Sistema de la Integración Centroamericana, conocido como SICA. Este Sistema mantiene como objetivo fundamental la realización de la integración de Centroamérica para constituirla en una región de paz, libertad, democracia y desarrollo. Como medios alternativos nos gustaría que el SICA impulsara procesos de comunicación como un soporte clave del proceso integracionista, pero lamentablemente no ha sido así. ¿Puede resumirnos la experiencia que se vive dentro de UNASUR o MERCOSUR sobre el desarrollo de procesos de comunicación como parte del avance integracionista que viven las naciones de Suramérica?

AdS: El proceso de UNASUR es un proceso al cual Paraguay acaba de integrarse, pese a que está asumiendo ahora la presidencia. Entonces puedo hablar con mucha más productividad en relación al proceso de integración del Mercosur en donde sí podemos hablar de procesos que pueden ser aprovechados para no repetir errores fundamentalmente en el marco de UNSASUR. En este sentido, una cuestión que se planteó desde el principio como fórmula de comunicación de Mercosur, y estamos tratando de revertir ese paradigma, es el planteo de los procesos de integración con discursos comunicativos que son eminentemente economicistas y que tienen cuasi exclusiva relación con las cuestionas aduaneras, con las transacciones económicas, con las "oportunidades", con la sumatoria de personas más mercadería más superficie, como si estas ecuaciones resolvieran el futuro bienestar de las naciones y de las poblaciones integrantes.

Este problema de comunicación en los procesos de integración ha persistido por muchos años, casi por décadas, en el Mercosur, y en este momento existe una reunión especializada de comunicación en el Mercosur que integran varios países, entre ellos Argentina, Brasil, Uruguay, Paraguay, tratando de revisar esta mirada comunicativa y tratando de hacer que la ciudadanía, fundamentalmente los pueblos fronterizos, los seres humanos, los ciudadanos que viven en las fronteras, formen parte de la línea base comunicativa de los procesos de integración. No es una cuestión fácil porque fundamentalmente los grandes medios y sus áreas económicas se sienten muy cómodos con transmitir el proceso de integración desde títulos y argumentos eminentemente economicistas. Lo que pega en los diarios, en la televisión, en los medios, es integración significa cuánto. No integración significa personas, culturas, contacto de estas personas.

En este orden creo que lo que no debe pasar con UNASUR es lo que pasó con la comunicación en el Mercosur, que persistió por muchos años y se trata en este momento de cambiar esos enfoques. Quizás la participación en UNASUR de organizaciones que ya preexisten -como es el caso de la propia Asociación Latinoamericana de Educación Radiofónica, y otras organizaciones de comunicación- puedan sumar su aporte en base a un bagaje ya establecido de contacto con personas y con ciudadanía. Reitero, en base a esta experiencia, el error que no se debe repetir es creer que se puede comunicar solamente economía desde la perspectiva de las estrategias de comunicaciones de los procesos de integración.

Sally Burch, ALAI: En este marco de la integración regional, Paraguay ya va a asumir la presidencia protempore de UNASUR a fines de este mes. Nos interesa saber, ¿qué iniciativas piensa Paraguay abordar en el tema de la comunicación en el marco de su presidencia de UNASUR? Y también ¿de qué manera los sectores sociales y las redes de comunicación continentales podrán aportar propuestas e iniciativas en este marco?

AdS: El proceso de comunicación de UNASUR, particularmente en ese periodo en que Paraguay asume la presidencia, tratará de explorar una mayor permeabilidad de estas estructuras a la participación ciudadana en las cuestiones de comunicación en particular. Creemos que en la presidencia paraguaya podríamos trabajar un amplio sondeo, una prospección de las experiencias existentes en América Latina, donde en comunicación, como solíamos decir en ALER, muchas veces nos encargamos de inventar la misma rueda en reiteradas ocasiones, veríamos qué es lo que se ha construido a partir del proceso de integración ciudadana y a partir de ello trabajar este rumbo.

Yo creo que UNASUR tendría que construir lo que no se pudo lograr en otros procesos regionales de integración con mucha fuerza, como es una estructura tecnológica, una estructura operativa, y una estructura de funcionamiento en contacto directo con la ciudadanía, llámense redes, sistemas de comunicación, establecidas a partir primero del territorio que integra UNASUR y de sus pueblos. La integración de Paraguay en UNASUR es absolutamente novedosa y se integra prácticamente asumiendo la presidencia. Entonces para nosotros desde la perspectiva de la Secretaría de Comunicación, todo está por observar, observar el estado del arte, y ver a partir de allí qué innovaciones se pueden incluir. Pero lo que tenemos absolutamente claro es que el proyecto de comunicación de futuro desde UNASUR debe ser un proceso integrador desde la construcción de redes de comunicación. Estas organizaciones, estos espacios son muy propensos, a los conclaves, a las reuniones especializadas, que son muy importantes porque sirven para abrir nuevos pensamientos, o para rebatir los paradigmas que creemos deben ser rebatidos; sin embargo no siempre se construyen las estructuras que son fundamentales para que la ciudadanía pueda sentirse sujeta de derecho de la comunicación, como lo es de la salud, como lo es de las obras públicas, como lo es de las acciones sociales y de otros tópicos de la vida de nuestros estados.

Pedro Rioseco, Prensa Latina: La actual situación que vive América Latina, los cambios progresistas en el continente y en general del mundo, están poniendo muy fuertemente sobre el tapete la necesidad de equilibrar un poco la guerra mediática que en algunos casos se convierte en avalancha mediática, por la debilidad de los medios alternativos. Ud. ha planteado pasos que está dando Paraguay, al igual que otros países de la región donde están ocurriendo cambios progresistas para fortalecer estos medios alternativos. Me gustaría una reflexión suya sobre este nuevo momento que vive la región y la necesidad de que el enfrentamiento mediático a las campañas que tienden a deformar la realidad sea reforzado por parte de medios que realmente respondan a los intereses de cambio que desea la población.

AdS: Eso es absolutamente importante, fortalecer un mayor equilibrio, fortalecer una mayor democratización de la propiedad de los medios y fortalecer un mayor alcance de los medios de propiedad ciudadana. Pero también creo que es tiempo de revisar paradigmas. Creo que la comunicación que contesta tiene que empezar a analizar seriamente la necesidad de salir de las trincheras y ocupar territorios en términos guerreros. Muchas veces desde el interior de las trincheras no se termina de otear el horizonte; incorporar esas trincheras históricas, invalorables, eméritas y salir a ocupar territorios. Estoy pensando en este momento nada más y nada menos en las redes sociales. Las redes sociales son un territorio inmenso que permite la democratización de las comunicaciones tal como soñamos hace 20 o 40 años. Es nada más ni nada menos que la posibilidad que un presidente de la república se comunique con un joven estudiante de arquitectura o con un joven agricultor o con un centro delantero de algún equipo de futbol, al mismo tiempo y comparta opiniones y discuta sus opiniones.

Yo creo que la comunicación alternativa, y también la comunicación estatal o la pública, que es otro espacio, tendrían que estar muy atentas a las nuevas tecnologías, pero no las nuevas tecnologías como seducción tecnológica, sino como oportunidad de lograr aquello que ha sido un poco esquivo con estas fórmulas de comunicación que es la masividad, siempre hemos considerado que los medios empresariales son los medios masivos de comunicación por excelencia – pues buscar estas nuevas vertientes de alcance masivo de la ciudadanía y de interlocución con la ciudadanía, porque las redes sociales son también esa fórmula de interlocución que estábamos buscando hace mucho tiempo. Entonces ser doctores en redes sociales, doctores en Internet y en nuevas tecnologías creo que es la gran convocatoria a todas estas formas de comunicación que no solo tiene que vivir y sobrevivir contestando, sino que tienen la necesidad y la responsabilidad histórica de empezar a vivir planteando, proponiendo, aparte de responder por supuesto. Entonces la revisión de los paradigmas, desde donde estamos construyendo nuestra comunicación ciudadana, pública, comunitaria, no debe quedar al margen de nuestras preocupaciones porque se trata de un mundo que va a 200 kilómetros por hora y les juro que sería una responsabilidad histórica que nos quedáramos en el camino.

Marcos Salgado, Revista Questión.- La pregunta desde Caracas tiene que ver con una iniciativa que ya se ha conversado a nivel de presidentes, incluso algunos presidentes suramericanos están de acuerdo en la posibilidad de realizar una cumbre específica para discutir el tema de la comunicación y los riesgos que encierran la comunicación “cartelizada” en manos de grandes grupos económicos privados ¿Paraguay considera que esta cumbre debería realizarse? ¿O en todo caso qué iniciativas considera usted que deben llevarse adelante, es necesario debatir esta cuestión?

AdS: La comunicación es un hecho que incide en nuestras vidas minuto a minuto. Yo creo que hoy en día la comunicación es el hecho más insidente en nuestras vidas. Conozco amigos que últimamente están tropezándose en las calles porque están viendo la pantallita de un celular o haciendo otro tipo de comunicaciones. La comunicación tiene que ser considera como un problema de derechos humanos y como derecho fundamental en términos de que está, por la vía de los hechos, incidiendo minuto a minuto en nuestras vidas. Los Estados no pueden dejar de preocuparse del tema de la comunicación. Por lo cual, esta iniciativa que tú mencionas, constituye una agenda impostergable. Más temprano que tarde tendría que plantearse esa agenda y bien pudiera involucrar a los presidentes porque desde esa perspectiva muchas veces los procesos cobran mayor celeridad y tienen mayor peso específico en los procesos de integración. A mí me parece estupendo plantear con mucho más fuerza la comunicación no solamente como una herramienta de promoción de los procesos de integración, como se ha visto en distintas experiencias hasta ahora, sino como parte integrante de la vida de los pueblos. Esa cuestión marca un cambio de paradigmas y nosotros quisiéramos desde la presidencia de UNASUR llamar la atención de esta cuestión, que la comunicación deje de ser una oficina de comunicación de las instituciones de integración de la región y se convierta en la transversalidad de su gestión, atendiendo que de comunicación está hecha una gran variedad de los acontecimientos en la vida de nuestros pueblos. Así que yo saludo esa iniciativa, no la conocía puntualmente en detalle pero me parece muy atendible en términos de acompañarla, consolidarla y agendarla.

Rodolfo Aquino, CNR de Perú: Tengo una pregunta en torno al tema de la integración. El referente de la Unión Europea es un modelo que actualmente enfrenta problemas económicos y financieros en la mayor parte de los países que la integran, incluso se han desencadenado problemas sociales como el desempleo o problemas políticos con posibilidad de desintegrarse o desembarcar a alguno de los países con problemas económicos. Mirando ese espejo europeo, ¿los países suramericanos estamos preparados para integrarnos? ¿La marcha de la economía en cada uno de los países seguirá siendo un factor de desequilibrio para la integración?

AdS: Los procesos de integración de nuestra región han citado permanentemente el proceso europeo como línea de base, valorando los últimos 20 años que lleva MERCOSUR, al menos la fortaleza del proceso europeo hasta que en los últimos tiempos se produce esta situación que conmueve la economía no solamente de Europa sino del mundo y que parece no tener un panorama de solución a corto plazo. Es más, aprovecho la ocasión para anticipar, quizás es una primicia, que el tema de la economía mundial se insertará nítidamente en algunos de los debates de esta cumbre Iberoamericana porque evidentemente no podemos estar de espaldas a lo que sucede en países cuya preeminencia en la economía mundial es tan importante como los europeos y Estados Unidos. Creo que la experiencia que se vivió un poco antes en los Estados Unidos y esta experiencia que se vive en Europa, es tremendamente aleccionadora sobre cuáles son los abordajes que tienen que tener los procesos de integración. Librar los procesos de integración sobre una línea de base eminentemente economicista es un riesgo importante. Además, América Latina, el Caribe e Iberoamérica, por el enorme potencial de sus características culturales, tienen la posibilidad de encontrar otras puertas. El otro día en una reunión preparatoria alguien dijo que América Latina tiene que empezar a creer que es una región de gran autosuficiencia. El propio presidente Lugo, durante su discurso en las Naciones Unidas, había señalado que América Latina podría ser un territorio de exportación de oxígeno, de exportación de energía renovable, de exportación de naturaleza, de exportación de alimentos, de exportación de agua dulce, que son inmensas riquezas que subyacen o son mal explotadas en nuestro territorio continental y que merecen una atención particular, no en perspectiva de conjugación con los intereses de otras regiones del mundo sino en perspectiva de conjugación con los intereses de nuestra población y de nuestros países. Esos son cambios de mirada que muchas veces demoran en el tiempo pero que no podemos perder las esperanzas que sucedan en los tiempos que van conformándose niveles de integración que parecieran cada vez más empáticos con los interés de la ciudadanía como en el caso de UNASUR por ejemplo.

José Ignacio López Vigil, Radialistas: Augusto, felicitar la nueva televisión pública y la nueva agencia de noticias pública del Paraguay. Aquí también con el gobierno de Correa se instaló por primera vez una televisión pública, una radio pública, sin embargo la empresa privada se pone un poco nerviosa y teme que el gobierno monopolice la comunicación, incluso se acusa a los medios públicos de ser “gobierneros”. ¿Qué comentario le merece eso ministro?

AdS: Eso no tendría que suceder José Ignacio. Yo creo que lo público es lo público. En Paraguay tratamos que las diferencias sean nítidas. La comunicación gubernamental es la comunicación gubernamental. Esta Secretaria de Comunicación se ocupa de los medios públicos y de la comunicación del gobierno se ocupa la dirección de informaciones de la Presidencia de la República. Porque de lo contrario metemos en inflación a los conceptos. Cuando vinculamos al gobierno con la comunicación pública estamos sometiendo a un régimen a adelgazar nuestras teorías de comunicación ciudadana. Creo que lo importante en ese aspecto es respetar los territorios. El Presidente, durante su discurso de inauguración de la televisión pública, pronunció una frase que me pareció inquietante e importante, dijo: que estamos viendo como la televisión pública zarpa, como despega de los puertos del Estado y mientras más lejana esté del Estado y más cercana la ciudadanía será mejor. Esto me parece muy interesante porque de eso se trata, creo que el lugar más seguro para el futuro de nuestros medios públicos y medios comunitarios es la ciudadanía. En los procesos democráticos el Estado puede estar administrado por un signo u otro signo que depende de quien gane las elecciones, pero la ciudadanía siempre va a ser la misma y las aspiraciones ciudadanas también.

Sally Burch, ALAI: El Enlace de Medios para la Democratización de la Comunicación, que ha organizado esta entrevista es una confluencia de medios comprometidos, como dice su nombre, con la democratización de la comunicación en la región y también con los procesos de integración y nos consideramos parte de los procesos de cambio que está viviendo el continente. Justamente en este tema de medios públicos estamos convencidos que tanto éstos como los medios comunitarios son componentes claves para democratizar la comunicación. ¿Queremos saber si desde su ministerio han propiciado algún nivel de diálogo entre estos dos sectores, tanto en lo nacional o como en el marco de los procesos de integración regional?

AdS: Una de las propuestas concretas de Paraguay, a partir de la presidencia de UNASUR, será abrir esos espacios a nivel de UNASUR. Por otro lado en cuanto a la gestión de la Secretaria de Comunicación, hemos realizado foros de comunicación en universidades públicas y en diversas regiones de Paraguay, ofreciendo por primera vez en la historia de Paraguay, un espacio de participación de la ciudadanía en la revisión y el diagnóstico de la comunicación que comparten, que consumen cotidianamente, y fundamentalmente cómo pueden pasar de consumidores a ser y formar parte de una interlocución comunicativa. Este es un proceso que tiene tres años y que se está desarrollando en diferentes regiones, incluso hemos ido a Buenos Aires donde viven una gran cantidad de paraguayos a fundar un foro de la comunicación de nuestro país. Otro espacio es el espacio de los medios públicos donde realizamos asambleas de sectores ciudadanos, donde de hecho la programación de la televisión pública paraguaya está totalmente conformada por aportes de construcción ciudadana. Se presentaron 136 proyectos de programación desde la ciudadanía y lo único que se produce estrictamente desde el canal público es el componente informativo del canal, el resto vino desde la ciudadanía con concursos de participación. Así también, resguardando la condición de público, es un canal público con todos sus cargos concursados, o sea hablamos de pluralidad, actuamos con pluralidad. Todos los cargos de la televisión pública han sido concursados a través de los sistemas de concurso que tiene el Estado paraguayo. Entonces, esos son gestos y síntomas de cómo estamos abordando los niveles de participación con un contacto permanente con los sectores sociales que forman parte de estos debates, fundamentalmente en esta etapa inaugural de nuestros proceso de los medios públicos.

Oscar Pérez, Voces de El Salvador. Los medios comunitarios con la llegada de gobiernos progresistas o de izquierda siempre hemos estado a la expectativa sobre las demandas que hemos tenido de políticas públicas que apunten a una asignación democrática y equitativa de la publicidad estatal. Fundamentalmente porque la asignación de publicidad estatal tiene que ver con la democratización de las comunicaciones. En este sentido señor ministro nos gustaría que nos ilustrara sobre cómo el gobierno de Paraguay distribuye entre los medios de comunicación la pauta publicitaria estatal.

AdS: Yo hablaría de la publicidad en general como forma de sostenibilidad de los medios comunitarios. En Paraguay la publicidad en medios comunitarios está prohibida por ley. Yo hablaba, al empezar esta reunión, a través de ALER, que nuestra correlación de fuerzas es desfavorable y nos impide intervenir en procesos que se desarrollan a nivel parlamentario y que tienen vinculación directa con la materia legislativa. En Paraguay los medios comunitarios no pueden definitivamente hacer avisos, eso supone una gran desventaja para la sostenibilidad de estos medios. Creo que la ley y los intereses en muchas regiones como el Paraguay siguen promoviendo la precarización de la gestión de las radios comunitarias como una fórmula de deprimir su presencia en la ciudadanía. Nosotros instalamos el proyecto de modificar el estado de cosas a través del reglamento de CONATEL, que es el Consejo Nacional de Telecomunicación. Sin embargo, esa iniciativa sufrió la intercepción de un procedimiento judicial, lo cual paralizó totalmente la iniciativa que teníamos al respecto. En este momento, como ayer, las emisoras comunitarias en este país no pueden hacer publicidad. Eso no quita que nuestras políticas y nuestras miradas no estén de acuerdo con esa postura de la legislación y del reglamento vigente en la actualidad. Creemos que la participación de los medios comunitarios se tiene que dar en igualdad de condiciones con respecto a los demás medios de comunicación. Lamentablemente la intolerancia sigue ganando la pulseada en ese sentido.

Walter Carriqueo, ALER: ¿Me imagino que se vendrá un decreto presidencial para posibilitar a las radios comunitarias eso o no?

AdS: No, es que no se puede. Hay un proceso judicial que está paralizando cualquier iniciativa que se pueda asumir al respecto. Esa es una cuestión que tiene que abordarse exclusivamente a nivel parlamentario Walter.

Walter Carriqueo, ALER: Ministro desde Perú llega una segunda pregunta. El instituto de altos estudios de comunicación para el desarrollo, que según se anunció en agosto, comenzará a funcionar en noviembre de este año. ¿Cuál será su finalidad principal y cómo se articula con la integración continental?

La secretaria de comunicación del Paraguay tiene una dirección general de comunicación para el desarrollo que está trabajando en un proyecto muy interesante de la instalación de la cátedra de comunicación para el desarrollo en todas las universidades públicas, en unas siete regiones del Paraguay. Tenemos las esperanzas que en dos años más empiecen a egresar los primeros licenciados en comunicación para el desarrollo. Lo cual a su vez produzca una nueva mirada de la comunicación desde una perspectiva comunitaria, desde una perspectiva de valoración de la ciudadanía en primer lugar antes que los intereses de la mesa de redacción. Esta dirección de comunicación para el desarrollo ha planteado, hace casi dos años, la fundación de un instituto de altos estudios, en la necesidad de articular y sistematizar un proceso histórico en América Latina que empezó en los 60 prácticamente y que tiene en nuestra región ilustres pensamientos que fueron integrándose, y que a veces pudieran haber estado en disenso, pero que conforman un todo muy rico de la comunicación para el desarrollo que se ha hecho patente en experiencias de radio, redes, AMARC, ALER, Radialistas, y otras organizaciones que hoy en día están consolidadas, presentes en la vida de mucha gente con sus luces y sus sombras, sus debilidades y fortalezas. ALER ha propuesto a partir del año 2000, aproximadamente, el proyecto político comunicativo y posteriormente estos nuevos proyectos guardan relación con revisar los paradigmas de la comunicación. Este es un tiempo que tenemos que hablar de comunicación y en ese sentido surge la idea del instituto latinoamericano de comunicación para el desarrollo, como un sitio, como una mesa amplia donde nos sentemos a conversar sobre el futuro de la comunicación en la región. Efectivamente estamos haciendo que esta organización nazca con el acompañamiento de figuras importantes de América Latina y con toda nuestra voluntad local a partir del mes de noviembre.

 

José Ignacio López, Radialistas: Ministro dos Santos ya se nos viene el apagón analógico y las nuevas frecuencias digitales en Paraguay. Entiendo que Paraguay adoptó el estándar japonés brasileño que permite cuatro frecuencias, cuatro señales, donde antes entraba solamente una. Han contemplado ustedes la posibilidad de redistribuir, de democratizar esas nuevas frecuencias digitales de televisión entre los nuevos actores públicos y comunitarios.

AdS: En este momento José Ignacio, está en marcha la tarea de CONATEL, que es el Consejo Nacional de Telecomunicaciones, de trabajar el reglamento de la televisión digital que, como tú lo dices, es de un enorme potencial de generar una mayor democratización de la propiedad de las frecuencias. La voluntad está absolutamente establecida, evidentemente la gente que se opone a este proceso también está buscando otras fórmulas al respecto de modificar la legislación por ejemplo. Pero yo tengo mucha confianza que a partir de un debate que puede ser rico y amplio con los sectores sociales se pueda lograr una reglamentación que trate de reflejar lo mejor posible eso que tu indicas. Efectivamente, la instalación de la televisión digital en nuestra nuestras vidas, cambia profundamente las oportunidades, diría que multiplica las oportunidades de participación y eso no debe ser solamente atendido desde la perspectiva de los medios empresariales que son los que siempre están mejor posicionados para los procesos de inversión e incluso para los procesos de construcción de legislación. Acá estamos tratando de tener en cuenta que esto tiene que tratar de servir para democratizar las comunicaciones.

No quiero dejar de invitarles y que recuerden que tenemos en la semana próxima, el 26 de octubre, el seminario internacional de medios públicos y sociedad, que es un emprendimiento conjunto con PNUD y Banco Mundial. Se pretende reunir a exponentes de la comunicación pública, la comunicación privada y la comunicación comunitaria para debatir las miradas de la comunicación pública durante un día intensísimo. Según estoy viendo el programa habrá un representante de ALER, de medios públicos de diversos países de América Latina y también algunos representantes de medios conocidos del sector empresarial como la red O Globo de Brasil.

Enlace de Medios para la Democratización de la Comunicación: www.enlacemedios.info

El diálogo fue coordinado desde los estudios de ALER.

Ver aquí un artículo de resumen sobre el diálogo: http://alainet.org/active/50281

Sitemap